28 ene. 2008

La batalla de mi desesperación


por: Heriberto Cruz
El sitial de tu cadera
resguarda entre los muslos,
mi cueva
tu oquedad
mi madriguera.
Como pedirte que bajes la defensa, mi Reina
y abras lo suficiente las piernas
para dar por concluida esta interminable espera.

No hay comentarios: