20 feb. 2008

Cardumen


por: Heriberto Cruz


















El hombre sigue siendo hombre por vocación,
aún perdido entre la multitud,
no importa que todos vayan en la misma dirección.

No hay comentarios: