20 feb. 2008

Marco de amor


por: Heriberto Cruz


















Ceñidos por las caderas
somos la imagen
al margen de la razón,
Montaña desgajada en sus laderas,
somos la ruptura del paisaje,
sutil salvaje en cada penetración.
Somos la divina idea,
cuyo límite rebasa, por mucho, la orilla del colchón.

No hay comentarios: