6 feb. 2008

Un ángel tras de sí


por: Heriberto Cruz


















Ella voló,
guardó el divino mensaje.
Ella misma se quedó pagando peaje,
por el viso del amor en sus ojos
y el placer prisionero en sus bembos rojos.
Ella no es más un ángel,
ahora es pareja, es cómplice y amante.

No hay comentarios: